Tú eres una persona que marca la diferencia, porque eres un emprendedor, por eso es muy importante que sepas que en el camino que recorres hacia el éxito habrá muchas satisfacciones personales esperándote, pero también algunos obstáculos y posibles fracasos.

No te preocupes, muchos emprendedores exitosos llegaron a la cima, después de muchos tropiezos y lograron sus objetivos porque perseveraron y lo intentaron una y otra vez.

Por ejemplo, en 1982, los hermanos Asa G. y John S. Candler, quiénes también eran farmacéuticos, conformaron la corporación ‘The Coca-Cola Company’ junto a Frank Robinson. Sin embargo en su primer año de fundación la famosa marca “Coca Cola” solo vendió 25 botellas. ¿Te imaginas, cuántas botellas vende anualmente la compañía? O ¿Qué hubiera pasado si se hubieran rendido en ese momento?

Los emprendedores que tienen tropiezos pero vuelven a intentarlo, son valorados por su persistencia y al final encuentran el apoyo que necesitan para cumplir con sus objetivos. Todo se trata de replantear la estrategia, por eso es necesario que asumas el error, lo analices, crees un plan B que te permita hacer mejoras para no volver a cometerlo y entonces poner en marcha tus nuevas ideas.

Este es otro ejemplo,

Milton Hershey, el creador de esos deliciosos chocolates no acertó la primera vez. Antes de lanzar su propio negocio de dulces, trabajó para una fábrica local de dulces y cuando decidió que estaba listo para emprender, falló y en más de una ocasión. ¿Qué hizo? Regresó a su granja familiar y perfeccionó el arte de hacer deliciosos chocolates con leche, que se convirtieron en los afamados chocolates Hershey’s que son aclamados por millones de personas alrededor del mundo.

Hay muchos ejemplos más por citar y que posiblemente has escuchado, pero eres tú quien debe escribir su propia historia a través de tropiezos e intentos. Recuerda que rendirse está prohibido.